Una negligencia sanitaria se produce cuando un médico u otro profesional sanitario (enfermeros, farmacéuticos, etc.) actúan mal o de forma incorrecta, tanto por comisión como por omisión, y ello afecta negativamente a la salud, ocasionando daños y perjuicios al paciente.

¿Cuendo ocurre una negligencia sanitaria?

Se considera que un profesional de la sanidad (tanto pública como privada) obra de forma negligente, – o sin la diligencia que le es exigible -, cuando no actúa conforme a lo establecido a la denominada “Lex Artis”, que es el criterio que se utiliza para determinar si la actuación del facultativo se ha llevado a cabo ajustándose a la técnica normal requerida en cada caso concreto. Si se demuestra que ha actuado apartándose de los estándares de práctica normalmente aceptados, se podrá concluir que el sanitario ha cometido una negligencia médica.

Negligencia sanitaria de medicamentos

Problemas relacionados con medicamentos

A su vez, además de los errores médicos y negligencias sanitarias, los problemas relacionados con medicamentos desgraciadamente han experimentado un aumento considerable, ocasionando daños y perjuicios a los pacientes que los consumen, tales como interacciones, reacciones alérgicas, reacciones adversas y severas, daños en los órganos, o incluso la muerte. En este sentido, a pesar de las bondades que se reconocen a los medicamentos, muy poca gente es verdaderamente conocedora de los riesgos que entraña el uso y consumo de los mismos.

¿He sido víctima de una negligencia médica?

Si considera que Ud. o algún familiar han podido ser víctimas de una negligencia médica, o de algún problema relacionado con un medicamento, lo primero que tienen que hacer es salir de dudas. Cuando existan indicios de ello, es fundamental que el paciente y/o sus familiares no den pasos por su cuenta, y acudan a un Abogado especialista en esta materia para que pueda analizar el caso de forma personalizada y pormenorizada.

Somos especialistas en reclamaciones, con 20 años de experiencia y dedicación exclusiva a esta materia. Ofrecemos al paciente afectado o a sus familiares una evaluación preliminar del caso, y si como fruto de dicho estudio preliminar existen posibilidades de éxito, informamos al cliente de las diferentes opciones o alternativas que puedan existir, y se le proporciona un presupuesto personalizado y ajustado a sus necesidades. En este sentido, pretendemos que toda aquella persona que verdaderamente haya sido víctima de una negligencia médica no pierda la oportunidad de obtener su indemnización.

 

Luis Sarrato Martínez

Abogado – Doctor en Derecho


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.