El reconocimiento de créditos dinerarios ciertos, líquidos y exigibles en Rumanía cuenta con un procedimiento específico, cuya resolución favorable da nacimiento a la emisión de un título ejecutivo en favor del acreedor.

Este procedimiento de carácter sumario, que no prejuzga el fondo de la causa, se tramita por la vía de la urgencia y constituye una alternativa ventajosa para el examen por los tribunales de las pretensiones del acreedor. Dicha solicitud ha de referirse necesariamente una obligación de pago resultante de una relación contractual, que además pueda ser constatada mediante documento, estatuto o reglamento, reconocido por las partes en alguna de las formas previstas por la ley. El espectro de las personas que pueden ser demandados a través de este procedimiento es tan largo como para incluir a cualesquiera personas físicas mayores de edad, sociedades y autoridades públicas; con indiferencia de la suma cuyo reconocimiento se solicita. No en cambio las prestaciones por remuneración salarial o el pago de las pensiones, etc.

Solicitud de pagoPrevio al inicio de la acción ante los tribunales el acreedor deberá intentar, no obstante el requerimiento del pago al deudor por la vía amistosa. Este requerimiento deberá ser efectuado en forma fehaciente y respetar el plazo obligatorio previo a la introducción de la demanda. Es evidente que su finalidad es aquella de evitar el procedimiento judicial, pero en el mismo orden de ideas, también invita a valorar si la respuesta que en su caso pueda ofrecer el deudor a dicho requerimiento será o no justificada. Debido al carácter sumario de este tipo de solicitudes, es importante analizar en qué medida los argumentos de que se pueda valer el deudor no darán como resultado la desestimación de la demanda por infundada.

La tramitación del procedimiento se realiza por la vía de la urgencia, siendo que los tribunales han de resolver en el plazo mínimo posible. Eso no impide, que siendo citadas las partes el tribunal entre en la discusión de los aspectos formales de la demanda o admita aplazamientos a solicitud motivada del represente del deudor.

El auto de resolución sobre la admisión o rechazo de la solicitud de pago está sujeto a procedimiento de anulación en el plazo de 10 días desde su comunicación. Este plazo de espera aparentemente breve, se ve afectado en la práctica por la necesidad de redacción por los órganos judiciales de los títulos y su posterior comunciación. Una estimación previa y generalizada de la duración de tipo de procedimientos nos lleva a prever necesariamente un plazo no inferior a 9 meses.

Respecto de la objetividad en la apreciación de las circunstancias de hecho y de derecho en las que se fundamenta las pretensiones de los acreedores podemos constatar que los tribunales deciden mayormente con profesionalidad, y que cumpliendo los requisitos establecidos por la ley, es de esperar una resolución favorable y ventajosa de los intereses de los acreedores.

Nuestro despacho queda a su disposición para aclarar cualquier circunstancia o duda que pudierea persisitir en relación con la reclamación de créditos dinerarios en Rumanía.

 

NLQ

Despacho de abogados & administración concursal


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.