El mundo jurídico laboral se caracteriza por la convivencia de diversas relaciones laborales de carácter especial que conviven junto con el trabajador por cuenta ajena o común.

Las relaciones laborales especiales se encuentran reflejadas en el artículo 2.1 del Estatuto de los Trabajadores (ET) y entra ellas podemos destacar la de los deportistas profesionales, artistas en espectáculos públicos, estibadores portuarios, penados en instituciones penitenciarias y, el personal de alta dirección.

Para poder considerar un contrato de alta dirección, el trabajador debe desempeñar un efectivo poder de decisión en la empresa, con total autonomía y reportando directamente al órgano de administración. Si esto no se produce, la relación laboral sería una relación común.

Al tratarse de una relación laboral especial tiene sus particularidades:

La relación laboral de alta dirección se basa en la recíproca confianza de las partes.

Lo que distingue fundamentalmente este tipo de contratos es que las facultades otorgadas, además de afectar a áreas funcionales de indiscutible importancia para la vida de la empresa, han de estar referidas normalmente a la íntegra actividad de la misma o a aspectos trascendentales de sus objetivos.

La norma considera personal de Alta Dirección a aquellos trabajadores que ejercitan poderes inherentes a la titularidad jurídica de la empresa, y los relativos a los objetivos generales de la misma con autonomía y plena responsabilidad sólo limitadas por los criterios e instrucciones directas emanadas de la persona o de los órganos superiores de gobierno y administración de la Entidad que respectivamente ocupe aquella titularidad.

No es fácil delimitar cuando nos encontramos ante un auténtico alto directivo o, por el contrario, ante una relación laboral ordinaria que pretende disfrazarse de la de alta dirección para acogerse a los beneficios que de ello se derivan, especialmente el abono de una indemnización de solo 7 días por año trabajado en el caso de despido frente a los 33 que percibiría de ser un trabajador ordinario por cuenta ajena. Para ello habrá que acudir en muchas ocasiones a la doctrina y la jurisprudencia laboral.

En Recursos Legales nuestro equipo de abogados laboralistas expertos en contratos de Alta Dirección te informa de las peculiaridades de este tipo de contratos ademas, te proporcionaremos el apoyo de nuestros expertos para la redacción o interpretación de los mismos.

Abogados especialistas:

Alejandro Jover Antoniles
Barcelona
Andrés Tomás Buades de Armenteras
Palma de Mallorca
Antonio Calderón Navarro
Albacete
Araceli Castello Sanz
Madrid
Bernabe M. Machio Lamas
Madrid
Blanca Josefina Martín de Vidales y Recio
Segovia
Carolina Lago Alvarado
Vigo
Cristina Pineda González
Chiclana de la Forntera
Cristina Romera Pedrosa
Logroño
Darío Alonso De Hoyos
Alcobendas (Madrid)
David González Salinero
Salamanca
Esteban Peña Cobo
Santa Cruz de Tenerife
Jaime Alvarez de Leon Cano
Berlin
José Manuel López Conde (tximi)
Ermua
Juan Antonio Abietar López
Elche y Valencia
LEY 57 ABOGADOS SLP
Alhaurín El Grande
Lidia Pilar Coca García
Ponferrada
Pedro Rubén Canuria Atienza
León
Rafael Asensio Aranda
Córdoba
Sergio Diéguez Sabucedo
La Coruña
Siro Sánchez-Escobero Fernández
Cáceres
Tejon y Areces CB
Oviedo
Walter Abel Vaccarini
Buenos Aires